PERSPECTIVAS PARA LATINOAMÉRICA

EL CRECIMIENTO SE ACELERA EN 2019.

Tras un 2018 caracterizado por el ruido político, una menor llegada de flujos de capital y un contexto externo menos favorable debido al mayor proteccionismo global, el próximo año se espera que la economía de la región presente mayor dinamismo en la medida en que estos factores se vayan corrigiendo. Aún con todo, los riesgos persisten, y la debilidad registrada este año aún estará presente en el comienzo de 2019, por lo que hemos revisado a la baja las previsiones de crecimiento situándolas para el conjunto del área en el 2,3%.

FUERTE RECESIÓN EN ARGENTINA EN 2018

Argentina es la economía del área en la que más se han revisado las previsiones de crecimiento tanto para este año como para el próximo. La crisis cambiaria que ha sufrido el país ha obligado a la implementación de una política fiscal y monetaria restrictiva que se traducirá en un crecimiento negativo este año de -2,3%. Con todo, si el nuevo esquema monetario-cambiario implementado por el BCRA logra estabilizar el tipo de cambio y reducir las expectativas de inflación (aunque aún es pronto los primeros datos apuntan en esta dirección), el sector externo debería impulsar el crecimiento a partir de los primeros trimestres de 2019.

BRASIL Y MÉXICO REACTIVAN SU ECONOMÍA EN EL TERCER TRIMESTRE

Sin embargo, los riesgos persisten en ambos países. Por un lado, en Brasil el panorama económico depende de lo profunda que sea la reforma fiscal y de las pensiones que emprenda el nuevo gobierno de Bolsonaro, y que determinarán la sostenibilidad de las finanzas públicas. En este sentido, la tarea no es fácil dado que la elevada fragmentación del Congreso le obliga a tener que negociar con otros partidos. Por su parte, en México, la decisión del nuevo presidente López Obrador de cancelar un megaproyecto de infraestructuras ya iniciado, amparada en el dudoso resultado de una consulta con muy baja participación y plagada de irregularidades, inquieta a los mercados.

LAS PERSPECTIVAS EN VENEZUELA SIGUEN SIENDO NEGATIVAS

Se espera que la economía permanezca en una profunda recesión el próximo año, caracterizada por la persistente hiperinflación, el colapso de la producción de petróleo y las desalineaciones de los tipos de cambio. Las sanciones financieras, que obstaculizan la capacidad del país para acceder a financiación externa, empeoran la situación. En este contexto es previsible que el PIB continúe registrando caídas hasta 2020.

PERSPECTIVAS PARA LA UNIÓN EUROPEA

LIGERA REVISIÓN A LA BAJA EN LAS PREVISIONES DE CRECIMIENTO

Tanto para este año como para el próximo, se han revisado a la baja las previsiones de crecimiento en 0,1 puntos porcentuales en la Unión Europea y en 0,2 puntos porcentuales en el área euro. Las protestas sociales en Francia, la incertidumbre por el Brexit, y las tensiones entre Bruselas e Italia por la falta de disciplina fiscal en este último país, han deteriorado los indicadores de confianza introduciendo riesgos a la baja en el crecimiento. Todo ello, unido a un enfriamiento del comercio mundial ante la política arancelaria americana, hace prever una desaceleración en el ritmo de crecimiento del PIB de 2019 que se situaría en torno al 1,8% en la Unión Europea y al 1,7% en el área euro.

EL CONSUMO PRIVADO SEGUIRÁ IMPULSANDO EL CRECIMIENTO EN 2019.

Si bien las perspectivas para las exportaciones no son muy favorables, debido al actual contexto de proteccionismo comercial, el consumo privado se mantiene dinámico apoyado en la mejora generalizada del mercado laboral y en unas condiciones financieras acomodaticias. Así, pese a que el BCE ha iniciado en diciembre la normalización de la política monetaria con la confirmación del final del programa de compras de bonos (QE), el BCE seguirá favoreciendo unas condiciones financieras acomodaticias al comprometerse a mantener el stock de deuda por un periodo prolongado de tiempo.

INCREMENTA LA PREOCUPACIÓN EN MATERIA FISCAL.

En Italia, si bien tras la apertura del procedimiento de déficit excesivo por parte de la Comisión Europea el gobierno ha rebajado ligeramente su meta de déficit fiscal (a 2,04% desde el 2,4% del PIB), es previsible que las tensiones y desacuerdos entre ambas partes persistan en los próximos meses. Por su parte, en Francia, las protestas han forzado a Macron a aceptar algunas de las exigencias de los “chalecos amarillos”, lo que tendrá un importante impacto en sus cuentas públicas. En el lado positivo, parece que Grecia cumplirá con el objetivo de superávit primario el año que viene (3,5% del PIB), lo que haría innecesario aplicar nuevos recortes.

LA INCERTIDUMBRE EN TORNO AL BREXIT CONTINÚA

A pesar de que Londres y Bruselas alcanzaron un preacuerdo para la salida del Reino Unido de la UE, éste debe ser ratificado aún por el parlamento británico, lo que no parece tarea fácil. De ser aprobado, Reino Unido y la UE tendrán hasta 2022 para definir los detalles de su futura relación comercial; pero de no ser aprobado las opciones pasan por celebrar nuevas elecciones, celebrar un segundo referéndum y, en el peor de los casos, llegar a una salida no pactada el próximo 29 de marzo, lo que tendría graves repercusiones sobre la actividad económica del país en términos de caídas en los flujos comerciales y en la inversión directa.

INICIO

Instituto L.R. Klein,

UAM Facultad de CC.EE y EE

Módulo E-XIV

28049 Cantoblanco Madrid.

Teléfono y Fax: (+34) 91 497 41 91

http:// www.uam.es/klein/gauss

e-mail: klein.gauss@uam.es


www.prediccioneconomica.com

e-mail: info@prediccioneconomica.com