PERSPECTIVAS PARA EUROPA

EL IMPACTO DE LA PANDEMIA SOBRE LA RECUPERACIÓN ES YA MUY LIMITADO.

Las nuevas olas del COVID-19 tienen un impacto cada vez más reducido gracias a la efectividad de las vacunas que, a pesar de no reducir los contagios, sí reducen la presión hospitalaria y, con ello, la necesidad de imponer restricciones tan estrictas a la movilidad y a la actividad. Aún con todo, la aparición de la variante Ómicron a finales del año pasado ha ralentizado la actividad del cuarto trimestre de 2021 y ralentizará también la del primero de este año, pero, eso sí, sin afectar significativamente a la recuperación. Aún con todo, el crecimiento del área, que se situaría en torno al 4% para este año, no está tan consolidado aún como el americano.

REVISIÓN A LA BAJA EN LAS PREVISIONES DE CRECIMIENTO DE ALEMANIA PARA 2022.

Los problemas de abastecimiento, generados por los cuellos de botella en las cadenas de suministro, se están alargando más de lo inicialmente previsto y están impactando de manera importante en países como Alemania, donde su industria se está viendo fuertemente afectada. En este contexto, además, el país inicia un proceso de cambio político, después de 16 años de mandato conservador liderado por Ángela Merkel, tras el acuerdo de coalición al que han llegado socialdemócratas, verdes y liberales. Las diferencias ideológicas entre los tres partidos auguran la necesidad de un importante esfuerzo negociador.

FUERTE REPUNTE DE LA INFLACIÓN.

El mayor dinamismo de la actividad, los cuellos de botella en las cadenas de suministro, y el encarecimiento de las materias primas y la energía, explican el alza que vienen registrando los precios desde mediados del año pasado. Con ello, la inflación se ha convertido en una de las principales fuentes de riesgo para el crecimiento de este año y en el foco de atención central de la gestión macroeconómica. El BCE ya ha anunciado el inicio del proceso de normalización de su política monetaria, aunque éste será menos agresivo que el anunciado por la FED. Así, las subidas de tipos de interés en Europa parece que aún tardarán en llegar.

LA ESCALADA MILITAR RUSA EN UCRANIA PODRÍA DEBILITAR LA UNIDAD EUROPEA.

El otro gran foco de riesgo, que amenaza la recuperación este año, es la situación Rusia-Ucrania. Este conflicto geopolítico genera incertidumbre y amenaza con nuevas subidas en los precios energéticos, dado que más del 30% del gas que consume Europa procede de Rusia. Además, de no encontrar una solución por la vía diplomática, y descartando una clara invasión por parte de Rusia (escenario menos probable, pero en el que sería previsible una respuesta unánime de Europa), ante un ataque “light” de Rusia se podría generar una división dentro de la UE ya que entre los estados miembros hay diferentes grados de apoyo a Ucrania.

INICIO

Instituto L.R. Klein,

UAM Facultad de CC.EE y EE

Módulo E-XIV

28049 Cantoblanco Madrid.

Teléfono y Fax: (+34) 91 497 41 91


www.prediccioneconomica.com

e-mail: info@prediccioneconomica.com