PERSPECTIVAS MUNDIALES

TRAS EL REPUNTE DE 2021, LA ECONOMÍA GLOBAL PIERDE IMPULSO.

Cifras preliminares al cierre del año anterior confirman el ímpetu generalizado que mostró la actividad mundial (5,8%) en 2021, respaldada en buena medida por una mayor velocidad en la campaña de vacunación, detección y tratamiento contra el COVID-19. Sin embargo, de cara a 2022, se prevé una moderación en el crecimiento en la mayoría de las regiones del mundo, en un contexto marcado por el surgimiento de nuevas cepas del virus (la variante ómicron), una distribución asimétrica de las vacunas en los países en vías de desarrollo, mayores tensiones inflacionistas, continuas interrupciones en la cadena de suministro y nuevos riesgos geopolíticos.

SE RALENTIZA EL AVANCE EN ESTADOS UNIDOS.

Si bien la economía norteamericana se expandió con gran solidez en 2021 (5,6%), apoyada en el mayor gasto de los hogares, la inversión de las empresas, el impulso de las exportaciones y la expansión del mercado inmobiliario, de cara al presente año se prevé un menor vigor en el crecimiento del PIB estimado en 1,6 puntos. La desaceleración en 2022 se atribuye a la finalización de los programas gubernamentales de estímulos a las empresas y familias, así como al recorte gradual de las compras de activos y al incremento de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal para encarar el alza en la inflación, cuya tendencia alcista se deriva de las sucesivas interrupciones en las cadenas de suministros y el incremento de los salarios, a lo que se suma el impacto de la variante ómicron en el mercado laboral.

MENOR CRECIMIENTO EN CHINA.

Los indicadores adelantados denotan una fuerte moderación en la actividad durante el último trimestre del año pasado, producto de un menor empuje en el consumo privado, la crisis del sector inmobiliario y la política de “Tolerancia Cero” al COVID-19. Si bien se mantiene el vigor en la demanda externa, éste podría debilitarse en lo sucesivo debido al menor impulso esperado en la demanda global. Ante este escenario, las políticas de apoyo necesarias para contener la desaceleración y lograr a su vez implantar las reformas estructurales necesarias para el cambio del modelo económico, constituyen un gran reto para las autoridades del gigante asiático. Con todo, se estima un crecimiento del PIB en el bienio 21-22 levemente por encima del 5%.

MAYORES EXPECTATIVAS DE INFLACIÓN.

En los próximos meses continuará la senda alcista en el nivel de precios iniciada a mediados del 2021, estimándose un incremento anual de la inflación global del 3,3% (media anual) en el presente año. Las causas fundamentales de esta evolución se atribuyen al encarecimiento de los precios de los combustibles fósiles y a los trastornos presentados en la cadena de suministros. Se estima que el endurecimiento esperado de la política monetaria en las economías avanzadas para contener esta mayor presión podría desestabilizar los mercados financieros (mayor volatilidad en los flujos de capital y tipos de cambios), y elevar a su vez las tensiones en las finanzas públicas, atendiendo al mayor coste de la deuda soberana y al incremento del endeudamiento, sobre todo en el caso de los países emergentes.

 

INICIO

Instituto L.R. Klein,

UAM Facultad de CC.EE y EE

Módulo E-XIV

28049 Cantoblanco Madrid.

Teléfono y Fax: (+34) 91 497 41 91


www.prediccioneconomica.com

e-mail: info@prediccioneconomica.com